art

Tag Archives — art

Viajar 3 años por Latinoamérica retratando la naturaleza

Álvaro Alfonso Anguita, Argentino de 31 años, viajó retratando la naturaleza y conociendo paisajes por América Latina. Hoy vive en Brasil, cerca del mar donde con sus colores y pinceles inspira a soñar y conectar con el planeta. ¡ No te pierdas su entrevista!


 

¿ En qué consiste tu arte?

Mi arte consiste en poder hacer lo que me gusta para siempre. Mi búsqueda comenzó con la idea de resolver esta ecuación tan complicada que todos tenemos entre el trabajo y el ocio.Con esa idea inicial fui encontrándome con el pintor que hoy soy.

¿Cuándo comenzaste a pintar?

El arte en mi vida comenzó con la figura de mi abuelo paterno. Un hombre que además de hacerse de abajo, fundar su propia empresa y criar a dos hijos, encontró la forma de divertirse como un niño todos los días. Ahí estaba su arte, junto con los increíbles lienzos surrealistas que pintaba. Él tenía un mágico atelier que hipnotizaba a todos sus nietos. En su pequeño estudio con olor a trementina, había objetos exóticos de sus viajes colgados en las paredes y un sinfín de obras enigmáticas.  

¿En qué te inspiras cuando pintas?

Mi pasión está en la naturaleza que es donde quiero estar presente en cuerpo y alma hasta el final. Para mi la naturaleza es lo más puro y perfecto, a mi me gusta plasmar esos colores y lugares tan especiales.

En tus obras se ve hace muy presente el océano ¿Cómo es tu conexión con el mar?

El mar marcó mi vida por completo. A través del surf conecté con el océano de una manera diferente. De chico tuve la suerte de ir de vacaciones a pinamar. Desde que surfie la primera ola, pase mis días en la ciudad soñando despierto con el próximo encuentro. Cuando veraneaba en la costa mientras la mayoría de mis amigos se iban al boliche, yo decidía ir a dormir a la playa, con una bolsa de dormir y una cindor, para esperar la ola y ver el amanecer desde adentro del agua. El mar me despeja la cabeza, me oxigena y le da color al resto de las cosas. Fue ese vínculo que me llevó a tramar el resto de mi vida de cerca del mar.

¿Cómo llegaste a hacer lo que gusta?

Creo q las cosas se fueron dando solas, naturalmente. Siempre que tomo alguna decisión de relevancia dejo que me guíe el corazón y trato siempre de ser honesto conmigo. En el 2010, me fui definitivamente de Bs As, para eso tuve que trabajar en una oficina algunos meses, pero siempre sabiendo que había un objetivo detrás. Así llegué al principio a Brasil, luego con Sol, mi novia anduvimos por Nueva Zelanda un año y a la vuelta decidimos que queríamos recorrer nuestro continente en camioneta. Fue en ese viaje hacia México que antes de que se agoten los recursos se le ocurrió a Sol comprar en Chile unas gorras y pintarlas.

¿cómo se vive el viaje pintando?

Viajar pintando es algo muy especial. Hay algo en el arte que atrae una energía muy buena, muy receptiva. Durante los últimos 3 años de viaje las gorras pintadas fueron el caballito de batalla nunca se dejaron de vender. Yo nunca use gorra así que cuando esta idea empezó a funcionar no lo podía creer. Fue tanta la demanda, que para cuando llegamos a Centroamérica, Sol también tuvo que agarrar los pinceles y terminó pintando unas cosas alucinantes. Además de las gorras, pinto cuadros, carteles y murales. Ese viaje fue muy especial, fue un regalo de la vida y lo abrazamos tan fuerte que nos trajo otro y cuando estábamos volviendo, más precisamente en Panamá, nos enteramos que ya éramos tres viajeros. Olivia nació a los dos meses de haber vuelto a Brasil.

 

❤ Si querés conocer más sobre el arte de Alfonso podés seguirlo en instagram @alf_arts

❤ Alf organiza retiros de surf & yoga en Brasil ¿Te gustaría ir? Podés tener toda la información la cuenta @surfandyoga.praiadorosa

“El arte como un viaje” por Victoria Vucinovich

Artista Argentina y viajera, Victoria Vucinovich, refleja sus aventuras a través de sus obras y nos comparte esta reflexión ¡No te la pierdas!


Somos partículas minúsculas de materia en este planeta de entre miles de millones que flotan en un universo mucho más grande de lo que podemos siquiera imaginar. Pienso en lo pequeños que somos respecto al resto del universo. Pienso en todo lo que nos rodea, en todo lo que conocemos, en lo que creemos conocer y lo que aun no conocemos. Me pregunto, ¿Realmente quiero vivir mi vida en un solo lugar por el resto de mi vida? Habiendo tanto por explorar y descubrir. Definitivamente no. Ya desde mis primeros años de vida, mis padres inculcaron en mi el deseo del conocimiento, sobretodo aprender sobre las diferentes culturas y personas que existen en este maravilloso y diverso mundo en el que vivimos. Si pienso en mi infancia, la primero que se me viene son recuerdos de mis viajes en familia a bordo de una Combi Volkswagen del 93 en la que recorrimos de Norte a Sur, de Este a Oeste las rutas y ‘’caminitos’’ de la Argentina. Al abrirme a estas experiencias desde muy pequeña, aprendí sobre este diferente tipo de amor que me permitió conectarme verdaderamente con el mundo en un nivel espiritual. Ya sea tomando un té en un patiecito con la luz entrando por entre los arboles, buscando caracoles en una playa de arena o vagando por alguna nueva ciudad. Sin duda, el viajar me ha enseñado habilidades y proporcionado la confianza necesarias para animarme a más. A creer en mi misma. Ha ampliado mi comprensión del mundo. Me ha introducido a las más amable de las almas. Me ha enseñado lecciones invaluables que ninguna experiencia ‘’en casa’’ podría ofrecerme jamás. En estos viajes me he encontrado con todo tipo de personalidades, costumbres, música, colores y sabores. Todo ello constituye la identidad y la belleza propia de cada lugar. Estas vivencias despertaron en mi la necesidad de materializar estas experiencias. Mi vía de canalización es el Arte. Siempre me ha inspirado la belleza. Nunca en un nivel superficial, sino más bien como un concepto. Para mí, la belleza es simplemente la culminación de nuestros pensamientos, emociones y deseos. Algo que existe solo en nuestras mentes. Lo que puede constituir belleza en una cultura, puede repeler a otra. Cada cultura tiene su propia percepción de esta idea que nos conecta como seres humanos. Esto nos dice que la belleza no está ligada al plano físico, sino mas bien a una idea. Una invención e interpretación de cada mente humana individual que despierta algo dentro de nosotros. Eso es lo que represento en mi arte ; mi propia visión de belleza. Una pequeña parte de mí, mi experiencia y mi interpretación del mundo y esta idea traducida en una pieza de madera o papel.” By Victoria Vucinovich Travel Artist

Podés ver sus obras en su web vicuvuci.com 

Y seguir sus aventuras en instagram @vicuvuci