Cuando tuvieron un hijo todos creyeron que iban a establecerse en su Chile natal pero a esta pareja nada la detiene y hoy recorren el mundo de a 3. Con pañales, chupetes, mochilas y juguetes siguen viaje, atravesando continentes y disfrutando más que nunca. Todas sus historias y fotos transmiten la ternura y la calidez de una familia feliz.

¡Unos locos lindos!