Uncategorized

Category Archives — Uncategorized

Papá viajero recorre el mundo con su hijo

Para Francisco Spencer, chileno de 29 años y “viajero de alma”,  ser padre fue el comienzo de una aventura diferente, una nueva forma de viajar. Este Papá disfruta de recorrer el mundo junto a su hijo de 3 años y su mujer !

Francisco dice que le sorprende lo fácil que su hijo se adapta y la energía y alegría que le transmite durante el viaje. “Viajar con un niño tiene la gran ventaja de que disfruta cada lugar donde está. Siempre rescata lo positivo”. Lo que más le gusta durante sus viajes en familia es ver a su hijo aprender a desarrollar la tolerancia y el respeto hacia los otros en cada país.

Ellos son miembros de nuestra KOMunidad de viajeros y en este día tan especial compartimos las fotos de sus últimos recorridos por Asia para celebrarlo! No te las pierdas!

1.Tailandia

 

2- Indonesia

3- Sri Lanka

4- Camboya

Día del Padre - Crouch

5- Kuala Lumpur 

 

Día del Padre Crouch Día del padre Crouch

 

❤ Podés seguir sus viajes en instagram @conchupeteymochila

Costa Amalfinata: entre campings y caminos sinuosos

Viajaron a la Costa Amalfitana con poco presupuesto y fue una gran aventura! Enteráte cómo lo hicieron…

Nota por travelers: Pablito Vio & Belén Traverso 

Alguna vez me dijeron que el viaje es de quien lo hace y con quien lo comparte. Y que muy poco importa el resto; es decir: el paisaje, el hospedaje, la comida y, bueno, la plata. Veníamos de varias semanas en auto viajando por Europa, y dado que el clima iba mejorando poco a poco en el Hemisferio Norte decidimos dar vuelta el tablero y salir en búsqueda de una zona de playa para relajarnos los últimos días de nuestro roadtrip y volver a Barcelona con energías nuevas. El destino había estado en nuestras mentes durante mucho tiempo pero el presupuesto parecía alejarnos más y más de la posibilidad de conocer las tan instagrameadas playas de la Costa Amalfitana.

Cuando la plata es un problema, la solución se encuentra en la creatividad que uno puede ponerle a la situación para poder sacar el mejor provecho. Por eso, después de varios grandes vasos de cerveza checa; decidimos que la mejor opción iba a ser instalarnos en un pequeño camping en un desconocido pueblo de la Costa Amalfitana para sobrevivir casi una semana en ese paraíso de ensueño. La decisión, vale aclarar, fue tomada después del segundo litro de cerveza; por ende el resultado podía llegar a tener sus “pequeños” imprevistos.
Llegamos a la Costa Amalfitana un jueves a la noche. El calor ya se empezaba a sentir en el sur de Italia, y después de un gran pizza en una movediza esquina de Nápoles y varios kilómetros sin luz por la montañosa costa, pudimos instalar nuestra pequeña carpa en un camping del pueblo de Agerola. El objetivo, a pesar de la incomodidad y algunos imprevistos, se había logrado.
Ahora, te dije que el principal problema en esta escapada italiana era la plata, por ende no todo lo que nos pasó fue digno de una Polaroid de un Influencer o un filtro de Instagram. Pero claro, como anticipé, el viaje es de quien lo hace y con quien lo comparte. Por eso acá te dejo pequeñas cosas que te pueden pasar en la Costa Amalfitana si tu presupuesto no es el de un CEO de una empresa o un actor de Hollywood.
Un destino caro no permite presupuestos acotados. Por eso si decidiste acampar como nosotros, tené en cuenta que la ubicación de tu alojamiento va a quedar donde los balcones con flores y el champagne no llegan. Es decir, en la otra punta de cualquier playa que hayas visto en la televisión o internet. Paciencia, buen estado físico para subir y bajar escaleras, y mucha agua son necesarios aguantar estar en lo más alto de la laderas amalfitanas.
No confíes nunca en las distancias ni tiempos del GoogleMaps: la Costa Aamlfitana tiene caminos estrechos, filosos y entre montañas. Si el celular te dijo que podías tardar 30 minutos para hacer 2 kilómetros; multiplícalo por cuatro y empezá a contar. Muchas veces Dios Google pifia en sus escrituras…
El transporte público puede llegar a ser tu peor enemigo. Sí, aunque todo el mundo recomiendo tomarse el colectivo para llegar de un lugar a otro; subirse a uno de ellos es casi lo mismo que a una montaña rusa de Disney y puede llegar a dejar más de uno tambaleando en el lecho de la montaña.
Elegí la playa del día con sabiduría: no todo lo que uno ve en la Costa Amalfitana es digno de una foto. Y te diría que por nuestra experiencia de bajo presupuesto; mucho no lo fue. Para poder disfrutar de lo que muchos escritores llamaron paraíso, es necesario investigar, tener tiempo y si es posible auto para moverse. Amalfi, Maiori y Furore deberían ser una parada obligada en un viaje de pocos días.
Por último tené en cuenta que acá la arena blanca y el mar turquesa no son parte del paisaje. Acá en las playas se pisan piedras -no es tan incómodo como pensaba- y el color del Mediterráneo oscila entre distintos tonos de verde esmeralda.

Una charla inspiracional con el fundador de Patagonia

Yvon Chouinard, fundador y dueño de Patagonia, nos habló sobre su modelo de negocio sustentable y responsable con el planeta.


El pasado 22 de febrero tuvimos el honor de presenciar la charla inspiracional de Yvon Chouinard fundador y dueño de la firma Patagonia. Sus múltiples perfiles de herrero, escalador, surfista, kayakista, pescador y esquiador lo llevaron a proponer un estilo diferente de negocio responsable: el objetivo de su organización es producir sin dañar al planeta.

La charla se realizó en el predio federal El Dorrego. La mayoría de los que asistieron eran jóvenes con ganas de cambiar el mundo e interesados por la sustentabilidad.

¿Te la perdiste? ¡No te preocupes! Acá te dejamos las 10 frases que más nos gustaron de la charla para que vos también te inspires a cuidar la naturaleza:

Nuestro propósito es salvar al planeta. Ese es nuestro negocio principal.

• La naturaleza no comete errores.

• La gran propuesta es trabajar con la naturaleza en lugar de forzar a la naturaleza a trabajar con nosotros.

• El consumidor ha cambiado, exige mejores productos, empresas más responsables y más creatividad.

• La vida es mucho más fácil si rompés las reglas.

• Si hacés tus propias reglas, siempre podés ganar.

• Lo que realmente importa es cómo subir, no llegar a la cima: la importancia está en el proceso, más que los resultados.

• Todo lo que hemos hecho para ser una empresa más responsable, se ha convertido en un negocio más rentable.

• Si sabes exactamente lo que querés en la vida, la vida es muy fácil.

• Soy una persona feliz, me siento parte de la solución.

Viajar a través de la China Carracedo

En en el día de la mujer la China Carracedo, fotógrafa y viajera, nos cuenta sobre sus increíbles fotos y aventuras por el mundo ¡No te lo pierdas!


Nota por Martina Álvarez
Instagram: @martinaalvarezmar

 

“Cada lugar nos remite a un momento. A mi me encanta pensar en mis viajes y acordarme de la persona que estaba al lado mío cuando saqué esa foto. Mis fotografías representan una situación muy puntual del lugar. Cuando las tomo, busco que en ellas se reflejen los procesos que voy viviendo en mi vida, entenderlos y darlos a conocer.”

Así describe Inés María Carracedo su proceso fotográfico en sus viajes como en la vida misma. “La China” como le dicen sus amigos, es Argentina y tiene 25 años. Estudió publicidad pero se dio cuenta que su vocación y su espíritu iban por el lado de las imágenes. Fue inspirada por su papá, quien compartía el mismo amor por este arte.

Su primer viaje fue gracias a un despido, o más bien una “causalidad” esos hechos de la vida inesperados que te impulsan a que sucedan experiencias nuevas. Tenía 21 y trabajaba en un estudio de arquitectura. A la empresa económicamente no le fue muy bien y tuvieron que recortar a gran parte del personal. Su indemnización, a pesar de los nervios que le trajo, la tomó como una oportunidad. Sin mucha expectativa se sumó al plan de sus amigas: viajar por Ecuador, Costa Rica y Panamá.

El viaje fue intenso: se asombró, desestructuró y enamoró por primera vez. Confiesa que vivió experiencias muy fuertes en el amor y gracias a ellas puedo representar muchos de los procesos que vivió en sus postales viajeras. Durante su aventura por Centro América, la falta de dinero nunca fue un impedimento. Tuvo que vender sandwiches en la playa junto a sus amigas para poder recorrer los destinos planeados Si querés viajar podés” dice la China.

Hoy busca que el viaje la haga mejor persona, “poder encontrar aquello que el entorno le ofrece para aprender. Le gusta viajar lento y liviano sin mucha planificación sobre los lugares que va a descubrir. Prefiere quedarse un mes en cada destino. Lo suficiente “para que el de la frutería de a esquina la conozca” ¿Su objetivo principal? Ir hacia lo atípico y lo rústico.

Recientemente regresó de un viaje por Marruecos, recorrió este país de África junto a su pareja y con cámara en mano.

Sacar fotos la ayuda a conectar con los detalles del lugar de manera profunda, observando con extrema atención. Si es un atardecer se fija de qué lado sale el sol, cuáles son las aves que hay ahí, cómo es el camino que recorren, etc. Lo que más le gusta es poder compartir ese instante que disfrutó y le hizo tan bien. 

Entre las mejores experiencias que vivió durante un viaje se encuentra viajar en “furgoneta”, como le dice su novio español. “Termina el día, cerrás la puerta y estás en tu casa. Es tu lugar seguro. Además, lo más lindo es poder compartirlo con alguien que querés” .

Como mujer, reconoce que hay mucho prejuicio viajando, pero también le alegra que haya cada vez más chicas que se animan a hacerlo. “La clave para sentirte segura y encaminada es volverte una con entorno. Ser observadora y entender que vas acompañada con el universo que trabaja con vos. Si estás en ese lugar es porque sos muy afortunada y lo pediste desde un lugar muy sincero de tu corazón.”

♥ Si querés mirar sus fotos podés seguirla en Instagram @chinacarracedo / Facebook: China Carracedo Photography

 

#Crouch #KOM #Adventure #Travel #GoExplore #KeepOnMoving #WildWoman

 

7 errores que todo viajero debe hacer

¡Equivocarse esta bien! Sobre todo viajando, acá te explicamos porqué…


Nota por Martina Álvarez
Instagram @martinaalvarezmar

 

Los viajes nunca salen como los planeamos. Siempre hay algún improvisto y en eso está el desafío de la aventura. Por eso, resumimos los principales errores que no podés dejar de hacer para disfrutar tu viaje al máximo. Desde nuestra comunidad de viajeros, te deseamos que te equivoques una y mil veces más…

Fotografía @teficonenFotografía: @teficonen 
                                   

1. Perderse: Soltar el teléfono, cerrar google maps y dejarse llevar por la situación podría ser el comienzo de una gran experiencia ¡Las mejores aventuras son las que no fueron planeadas!

2. Hablarle a un desconocido: Al lugar también lo hace la gente. Viajar es una oportunidad para conectar y conversar con personas con las que jamás hubiesemos charlado antes. Siempre por “casualidad” alguien que no conocemos puede tener algun dato sobre un lugar secreto o una invitación a hacer algo que no estaba en tus planes ¡No te lo pierdas!

3. Olvidarse de la gente que te quiere en casa: Todos cuando viajamos tenemos amigos y familiares a los que vamos a extrañar. A veces (y sólo en ciertas ocasiones) está bueno entender que la realidad que estas viviendo es tu viaje. Tu vida en ese momento es lo que tenés frente a tus ojos y por algo estás ahí, esto permite conectar mejor con el lugar en el que estamos y no pasarsela buscando regalos para nuestros seres queridos o haciendo llamadas telefónicas. Después de todo lo que ellos quieren es que disfrutemos!

4. Saltearse una atracción turística: Cada lugar tiene actividades y rincones que son calificados como un “must” que debemos conocer.  Pero quizás, por tu personalidad y gustos,  no te interesa visitar templos en Camboya o determinado museo en New York ¿Y entonces? ¡No vayas! Es tu viaje para hacer lo que querés ¡disfrutalo!

5. Olvidarse la cámara: Nada más lindo que tener fotos y recuerdos de un gran viaje, pero por un ratito, olvidarse del filtro de instagram, los instastories y mirar directamente el lugar hace que estemos con nuestros 5 sentidos en ese presente. Lleva a que vivamos ese instante con mayor intensidad.

6. Equivocarse con el presupuesto: Cuando falta dinero y sobran los lugares por conocer el cerebro se pone más creativo y surgen propuestas innovadoras y divertidas para seguir viajando. Estas circunstancias son las que nos llevan a hacer un voluntariado a cambio de estadía en un hostel remoto, probar una comida local poco tentadora o trabajar en algún tour a cambio de conocer el lugar. Lo increíble de estas experiencias es que son totalmente nuevas, te llevan a vivir el viaje desde otra perspectiva.

 7. Quedar en ridículo: Viajar es el momento ideal para probar cosas nuevas, todos tenemos alguna actividad en la que sabemos que probablemente hagamos el ridículo porque jamás la practicamos. ¿No sabés surfear? ¡Hacelo! ¿Te dan miedo las alturas? ¡Escalá! La magia del viaje está en ir más allá de nuestra zona de confort ¡No te olvides!

 

#Crouch #KeepOnMoving #GoExplore #TravleBlog

Seamos un Árbol, la iniciativa que busca convertir los cementerios en bosques

Él fin de la vida puede ser el comienzo de una salvación ambiental. Seamos un árbol rompe con el tabú de la muerte y convierte el ritual fúnebre en una oportunidad para restaurar el planeta.  Este emprendimiento ofrece un nuevo concepto sobre la despedida de los seres queridos propone utilizar las cenizas del difunto para plantar un árbol en su nombre.

El proceso permitiría recordar a quien ya no está de una manera más alegre al devolverlo a la naturaleza y colaborar con la forestación. Los familiares y amigos participarían en el proceso de plantación, si así lo desean, acompañando el recuerdo que ahora estará asociado con la generación de la vida.

Jorge Bellsola, creador de esta iniciativa sustentable, sueña con cementerios verdes, donde se respire la naturaleza:“Imagino que los cementerios serán bosques, pulmones urbanos de recreación e introspección, llenos de vida. Me imagino a la gente entrando a los bosques, sentados, caminando, mirando hacia arriba, contemplando la sensibilidad de los árboles para con el mundo. Apreciando los colores, los aromas, los sonidos, la vida”.

Además del cambio estético y mental que esto significaría para la sociedad, es importante recordar que los árboles son necesarios ya que generan parte del oxígeno que respiramos, combaten el cambio climático y reducen la contaminación del aire, entre otras cosas.

Este proyecto surgió en el 2012 a partir de una búsqueda personal en la que Jorge quería generar un trabajo que disfrutara y ayudara al medio ambiente. El desafió de romper con el paradigma de la muerte y resignificarla fue un camino que muchos quisieron seguir.

Hasta el momento se han realizado 420 plantaciones en distintos cementerios de Argentina y se esperan que sean muchos más. ¨Sería entonces, cada vida, el motor de otra vida. Así, la vida y la muerte se estarían autoalimentando constantemente, tal como funciona en la naturaleza”.

 

Podés contactarlos en www.seamosunarbol.com – Instagram @seamosunarbol ❤

 

Seamos un Árbol, la organización que busca convertir los cementerios en bosques

El fin de una vida puede ser el comienzo de una salvación ambiental. Seamos un Árbol rompe con el tabú de la muerte y convierte el ritual fúnebre en una oportunidad para restaurar el planeta. Esta iniciativa ofrece un nuevo concepto sobre la despedida de los seres queridos y propone utilizar las cenizas del difunto para plantar un árbol en su nombre.

Esta alternativa permite honrar de manera distinta al devolver a nuestro ser querido a la naturaleza y contribuir con la forestación. Los familiares y amigos pueden participar en el proceso de plantación, si así lo desean, siendo parte de una ceremonia que ahora estará asociada con la generación de la vida.

Jorge Bellsola Ferrer, creador de esta iniciativa sustentable, sueña con cementerios donde se respire naturaleza: “Imagino que los cementerios serán bosques, pulmones urbanos de recreación e introspección, llenos de vida. Me imagino a la gente entrando a los bosques, sentados, caminando, mirando hacia arriba, contemplando la sensibilidad de los árboles para con el mundo. Apreciando los colores, los aromas, los sonidos, la vida”.

Además del cambio cultural y visual que esto significaría para la sociedad, es importante recordar la importancia de los árboles, ya que generan parte del oxígeno que respiramos, combaten el cambio climático y reducen la contaminación del aire, entre otras.

Hasta el momento se han realizado 420 plantaciones en los dos espacios de los que Seamos un Árbol dispone: uno en Buenos Aires y otro en el área de Yungas, donde cada plantación es parte de un proyecto de enriquecimiento de bosque nativo. ¨Sería entonces, cada vida, el motor de otra nueva. Así, la vida y la muerte, se estarían auto alimentando constantemente tal como funciona en la naturaleza”.

 

Nota por Martina Álvarez – @martinaalvarezmar #Crouch #KeepOnMoving #HappyNews 

¿Te animas a dar la la vuelta al mundo?

Amparo Lertora vivió una historia de amor alrededor del mundo conociendo los lugares más exóticos junto a su novio ¡No te pierdas los detalles!


“Vamos a dar la vuelta al mundo” le propuso Diego (Buenos Aires) a Amparo Lertora (Mendoza). Ella tenía dos trabajos, la casa y su vida en Argentina. Pero Diego insistió y juntos miraron el mapa, planearon los destinos y sacaron cuentas. Las ganas de ir por una aventura fueron más fuerte que los miedos y 8 meses más tarde lo que había comenzado como un sueño se convirtió en una experiencia que cambiaría sus vidas para siempre. 

Amparo y Diego se conocieron viajando una vez que él fue de visita a su provincia. Continuaron en contacto y él la invitó a Uruguay sin haberla visto de nuevo. Su encuentro en el país vecino fue tan lindo que desde ahí comenzaron a verse una vez por mes. Para hacerlo elegían un destino turístico nuevo en lugares cercanos como Buenos Aires, Mar del Plata, Chile, Mendoza, Uruguay y alrededores.

Siempre inventaban alguna aventura que duraba un fin de semana y se despedían como si fuera la última vez porque no sabían qué pasaría a la vuelta. Nunca descartaban la posibilidad de que alguno conociera a alguien o que el tiempo cambie los sentimientos. Pero nada los detuvo.

Sus encuentros continuaron hasta que fueron por el gran viaje. Su plan consistió en recorrer 28 países en 9 meses. Era una promoción aérea que Amparo “no sabía ni que existía”.

Recorrieron el mapa de punta a punta y sus días se convirtieron en hazañas viajeras. Empezaron por Estados Unidos y continuaron por Europa, África, Asia, etc. Entre los lugares más exóticos que conocieron se encuentra Kenya, Israel, Egipto, Turquía, Shangai, India y Nepal. Durante el viaje les gustó todo porque  “Cada rincón tenía una historia que contar”.

Un lugar especial para “Ampi” fue Capadocia, la ciudad de piedra en Turquía. La aventura turística consiste en contemplar la ciudad volando en globo aerostático al amanecer. Ella siempre lo miraba en fotos. Cuando por fin sucedió Ampi sintió que “Flotaba en un sueño”. Le emocionó el lugar porque tenía una vista especial.

Algo que les regaló viajar fueron sus hobbies. A Amparo siempre le había dado miedo el mar. En su viaje lo enfrentó. Aprendió a bucear y surfear. Indonesia, Nueva Zelanda y Australia fueron de los mejores destinos para practicar estos deportes. Ahora cuando planea un viaje son prioridad en la selección de los destinos.

Después de vivir unos 9 meses con la mochila al hombro, terminaron su travesía en Australia. Desde allí cada uno tenía un pasaje de vuelta a sus respectivas casas en provincias diferentes. Por suerte la aventura no terminó ahí. A una semana de su vuelta, ella fue a visitarlo a Buenos Aires. No tenía valijas pero decidió quedarse igual. Buscó trabajo y mágicamente apareció una oferta laboral inesperada a la semana. Encontraron una casa para alquilar y ahora viven juntos.

Siempre con ganas de seguir explorando, Amparo y Diego, hacen 2 viajes al año en donde persiguen el verano y el mar. Cuando volvieron se dieron cuenta que querían inspirar y transmitir lo que vivieron a todo el mundo para que la gente se anime a hacer lo que le gusta.

Hoy Diego tiene Crouch, una marca de ropa ideal para viajar en la que, junto con Amparo, transmite este espíritu soñador y aventurero en cada cosa que hace. ”Si estás abierto y te imaginás haciendo algo, después el destino y las energías van solucionando todo¨ sostiene firmemente Ampi.

❤ Podés seguir sus historias viajeras en Instagram @amparo_lertora 

 

Nota por Martina Álvarez – @martinaalvarezmar #Crouch #KOM #KeepOnMoving #GoExplore