News

Category Archives — News

Xinca, estar a la moda cuidando el planeta

¿Puede un producto ofrecer una solución ambiental y también social? 3 jovénes emprendedores de Mendoza lo lograron. Nazareno El Hom, Alejandro Maglor y Ezequiel Gatti son los creadores de Xinca “ecoshoes”. Zapatillas hechas con material reusable y fabricadas por gente privada de su libertad ¡No te pierdas cómo emprendieron este proyecto sustentable!


Entrevista a Nazareno El Hom uno de los Creadores de Xinca 
Por Martina Álvarez @martinaalvarezmar

 

¿Cómo surgió Xinca?

Alinear nuestro trabajo diario con lo que queríamos ser como personas nos inspiró a crear Xinca. Nos pasaba que por un lado laburábamos y por otro lado cumplíamos con nuestra demanda interior de colaborar con la integración social y el cuidado del medio ambiente. Hace unos años, nos encontramos los 3 en la misma situación: buscando un lugar donde poder ser la misma persona todo el tiempo. Nos sentíamos partidos al medio y nos impulsaba el hacer las cosas de un modo diferente. Simplemente pensábamos que podíamos hacer una empresa mejor de las que conocíamos. Crear un negocio que enriqueciera nuestras vidas y las de los demás.

¿Cómo es trabajar con gente de la cárcel?

Trabajamos con más de 80 internos de la Prisión San Felipe, en Mendoza y con diversas organizaciones que desarrollan  los procesos productivos. 

Hemos tenidos diversas experiencias, dentro y fuera de la penitenciaria. La experiencia es muy positiva, hay mucha gente que no ha tenido trabajo nunca y su primer experiencia es dentro de un penal. 

El trabajo es transformador, por que no solo es un simple proceso sino que es un medio de desarrollo de habilidades, creativo y emocional; además del económico.

¿A qué aspiran con el proyecto?

Buscamos crear alianzas con empresas, organizaciones y personas que comparten nuestros valores, quieran usar nuestros productos y ayudar, desde su lugar, a construir un mundo mejor. 

 Aspiramos a ser una marca internacional que genere impacto ambiental y social en cada lugar donde se vendan nuestros productos. Queremos ser algo más que una marca de zapatillas. Queremos inspirar, contagiar a una nueva generación de emprendedores.

¿Qué buscan con este cambio?

Creemos que estamos a tiempo de cambiar el destino del mundo. Trabajamos por nuestro propósito de generar mejor calidad de vida para las personas que están involucradas en el ecosistema Xinca.

Para nosotros lo más importante es saber que todos los días elegimos ser parte de este cambio, de estas nuevas economías, de estas nuevas formas de hacer negocios, de estas nuevas formas de producir y consumir. Ojalá cada vez seamos más los emprendedores que construimos desde esta lógica. Teniendo en cuenta a las personas y al planeta, y no sólo la rentabilidad.

¿Cómo llegaron a preocuparse por la naturaleza?

Cada vez es más común ver como estamos destruyendo el planeta, nuestra casa. Nos llama la atención la cantidad de basura que generamos y el poco estado de conciencia que hay sobre esto.

Cuando vas a una playa, un lago, un río o una montaña y encontrás un escenario de descuido, te dá mucha bronca y es cuando realmente te preguntas cómo podés cambiar lo que está pasado. La clave es entrar en ese estado de conciencia que te permite mirar más allá de lo que pasa por tus pies.

¿Cómo les gustaría que sea Xinca en el futuro?

Como empresa, no somos perfectos, ni tenemos todas las respuestas, pero frente a un paisaje en constante cambio, siempre buscamos y nos comprometemos con la mejor y más sostenible forma de hacer nuestros productos para mejorar el mundo que nos rodea y así también nuestro futuro. Innovando donde sea necesario.

Hay muchas oportunidades de que podamos torcer el rumbo de nuestro planeta tanto social como ambientalmente, solo es responsabilidad de cada uno de nosotros de ser parte del cambio.

♥  Podés conocer sus zapatillas en la web de Xinca / instagram @xinca_eco_shoes

 

 

Seamos un Árbol, la organización que busca convertir los cementerios en bosques

El fin de una vida puede ser el comienzo de una salvación ambiental. Seamos un Árbol rompe con el tabú de la muerte y convierte el ritual fúnebre en una oportunidad para restaurar el planeta. Esta iniciativa ofrece un nuevo concepto sobre la despedida de los seres queridos y propone utilizar las cenizas del difunto para plantar un árbol en su nombre.

Esta alternativa permite honrar de manera distinta al devolver a nuestro ser querido a la naturaleza y contribuir con la forestación. Los familiares y amigos pueden participar en el proceso de plantación, si así lo desean, siendo parte de una ceremonia que ahora estará asociada con la generación de la vida.

Jorge Bellsola Ferrer, creador de esta iniciativa sustentable, sueña con cementerios donde se respire naturaleza: “Imagino que los cementerios serán bosques, pulmones urbanos de recreación e introspección, llenos de vida. Me imagino a la gente entrando a los bosques, sentados, caminando, mirando hacia arriba, contemplando la sensibilidad de los árboles para con el mundo. Apreciando los colores, los aromas, los sonidos, la vida”.

Además del cambio cultural y visual que esto significaría para la sociedad, es importante recordar la importancia de los árboles, ya que generan parte del oxígeno que respiramos, combaten el cambio climático y reducen la contaminación del aire, entre otras.

Hasta el momento se han realizado 420 plantaciones en los dos espacios de los que Seamos un Árbol dispone: uno en Buenos Aires y otro en el área de Yungas, donde cada plantación es parte de un proyecto de enriquecimiento de bosque nativo. ¨Sería entonces, cada vida, el motor de otra nueva. Así, la vida y la muerte, se estarían auto alimentando constantemente tal como funciona en la naturaleza”.

 

Nota por Martina Álvarez – @martinaalvarezmar #Crouch #KeepOnMoving #HappyNews 

Mujeres Guerreras

Los lunes son sagrados para Sofia Olmos (27) quien elige pasarlos en un lugar oscuro y frio donde la gente está privada de su libertad. Rubia, con ojos claros y de contextura pequeña así como se la ve, “Sofi”, entrena nada menos que al equipo femenino de rugby de la carcel: las Espartanas.

Lo hace porque cree firmemente que así puede transformar a la gente. Trabaja duro el primer día de la semana en la Unidad 47 de San Martín transmitiendo valores a través del deporte para hacerles más lindo el día. Busca que cuando vuelvan a casa sean otras y la reinserción en la sociedad sea un poquito más fácil.

El equipo se formó en noviembre de 2016.  Meses más tarde Sofía llego a ofrecer su ayuda en la cárcel. Su primer día se puso nerviosa, no estaba muy segura en donde se había metido. Había que registrarse con la policía, abrir y cerrar incesantemente candados para entrar y estaba oscuro. Cuando finalmente entró a la cancha tuvo que salir a caminar por que se le había revuelto el estómago.Al llegar las chicas se presentaron una a una y le dieron un abrazo. Se pusieron las vendas y los botines y salieron al campo de rugby.

La idea original de Sofi era escucharlas y asistir en lo que sea como profesora de educación física, carrera que termino hace ya 4 años y en la parte humana. Nunca había jugado al rugby pero quería ayudar.  Al principio solo alcanzó pelotas desde afuera hasta que escucho un “ ¿Che rubia porqué no venís a jugar?” Ella explico que no sabía y las chicas insistieron “Nosotras te enseñamos”.

Sin mucha opción Sofi paso de no saber jugar al rugby a tener que esquivar takles de las chicas de la cárcel. Le fue bien en sus primeras prácticas y se gano el respeto de las internas. Desde ese día se generó un vínculo que no pudo soltar, ir a las cárceles la llevó a sentir un compromiso que no había tenido nunca. ¨ Tenes que ir para divertirte y que ellas se diviertan. Sabes que te están esperando toda la semana y si no llegas las decepcionas, valoran mucho que les dediques tu tiempo¨.

Además de un entrenamiento se genera un vinculo especial, son muchas las veces que una de las Espartanas se abre y le cuenta su vida ¨Nunca había laburado con personas que vivieron cosas tan fuertes¨. Tuvo que aprender del léxico carcelero, entender sus códigos y armarse de paciencia.

Entrenarlas no es fácil, las condiciones del contexto en el que están son complicadas ¨Aveces te frustras, la droga está presente en las cárceles, tuvimos que poner reglas y condiciones para entrar en la cancha y que todas se comprometan a cumplirlas si querían seguir entranando¨ La constancia, la “garra” y la necesidad de un cuerpo saludable que exige el rugby generó cambios positivos en el equipo.

A Sofi le gustaría que en un futuro el compromiso del equipo sea cada vez mayor. Que tengan constancia, una rutina y sueña con que se pueda llevar la misma iniciativa al penal de mujeres que hay en Ezeiza.“Si uno abandona a las personas que están privadas de su libertad y no trata su psicología y no conversa con ellos, los aislamos y las consecuencias pueden ser peores que las razones por las que entraron¨ .  

 

Nota por Martina Álvarez – @martinaalvarezmar #Crouch #KeepOnMoving #HappyNews

Ecomanía: Comunicación sustentable

¡Ya salió Ecomanía! La revista ideal para llevar un estilo de vida sustentable

 


Este proyecto sin fines de lucro busca fomentar un mundo mejor a través de la comunicación estimulando el consumo responsable. En sus páginas hay notas sobre diseño, alimentación, tecnología, cultura y economía entre otras cosas. Cada una está orientada hacia la concientización y difusión de herramientas concretas para adoptar hábitos que no dañen al planeta.

Se trata de una producción colaborativa en la cual participan más de 25 proyectos sustentables de Latinoamérica. Hoy la revista se distribuye en Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y México.

¿Cómo conseguirla? Ecomanía es de distribución gratuita. Podes buscarla en ferias, espacios culturales y eventos ecofriendly o leerla online. ¡No te la pierdas!

 

 

 

Tales 4 change, un llamado para cambiar el mundo.

¡Conoce el proyecto de estos jóvenes que viajan generando un impacto social positivo!

 


 

Un mundo mejor es posible según los chicos de Tales For Change. Tres jóvenes viajeros iniciaron un llamado para cambiar el mundo. ¿Su plan? Explorar el universo buscando historias con un impacto social positivo, filmarlas y mostrarlas para inspirar a otras personas a hacer lo mismo.

Este ¨Proyecto nómade humanitario¨ como lo definen sus creadores, se basa en los 17 objetivos de desarrollo sostenible que la ONU propuso para el 2030. Estos buscan asegurar la prosperidad de todos alcanzando metas específicas.

Comenzaron en Marruecos, ahora estan en Egipto y el próximo objetivo será la excentricidad de África. “Buscamos filmar a gente que usa su tiempo para hacer a los otros sonreir” Así lo describe Tucker Cocchiarella (24 años), Estados Unidos.

El proyecto lo inició él junto a su amigo brasilero Yuri Kuzniecow. Se conocieron trabajando en un surf-camp de Costa Rica, los dos estaban recorriendo Centro América hace rato pero se dieron cuenta que querían seguir viajando con un sentido distinto: Ayudar a generar un impacto social positivo en el mundo.

Con sus videos y fotografías buscan demostrar que el cambio puede comenzar por hacer algo simple en tu comunidad, regalar un abrazo o dar un pedazo de pan. Su objetivo es multiplicar estas acciones para mejorar el entorno.

Tales 4 Change desafia a un mundo donde las redes sociales tienen fama de conducir al ego e idolatrismo y propone, a través de ellas, crear soluciones creativas para problemas sociales alrededor del planeta.

Si tenés una historia que contar o querés ayudarlos a multiplicar el mensaje podés contactarlos:

Instagram @talesforchange
Fb: www.facebook/tales4change

Nota Por Martina Álvarez @martinaalvarezmar #KeepOnMoving #Crouch