Mes: diciembre 2017

Ecomanía: Comunicación sustentable

¡Ya salió Ecomanía! La revista ideal para llevar un estilo de vida sustentable

 


Este proyecto sin fines de lucro busca fomentar un mundo mejor a través de la comunicación estimulando el consumo responsable. En sus páginas hay notas sobre diseño, alimentación, tecnología, cultura y economía entre otras cosas. Cada una está orientada hacia la concientización y difusión de herramientas concretas para adoptar hábitos que no dañen al planeta.

Se trata de una producción colaborativa en la cual participan más de 25 proyectos sustentables de Latinoamérica. Hoy la revista se distribuye en Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y México.

¿Cómo conseguirla? Ecomanía es de distribución gratuita. Podes buscarla en ferias, espacios culturales y eventos ecofriendly o leerla online. ¡No te la pierdas!

 

 

 

Tales 4 change, un llamado para cambiar el mundo.

¡Conoce el proyecto de estos jóvenes que viajan generando un impacto social positivo!

 


 

Un mundo mejor es posible según los chicos de Tales For Change. Tres jóvenes viajeros iniciaron un llamado para cambiar el mundo. ¿Su plan? Explorar el universo buscando historias con un impacto social positivo, filmarlas y mostrarlas para inspirar a otras personas a hacer lo mismo.

Este ¨Proyecto nómade humanitario¨ como lo definen sus creadores, se basa en los 17 objetivos de desarrollo sostenible que la ONU propuso para el 2030. Estos buscan asegurar la prosperidad de todos alcanzando metas específicas.

Comenzaron en Marruecos, ahora estan en Egipto y el próximo objetivo será la excentricidad de África. “Buscamos filmar a gente que usa su tiempo para hacer a los otros sonreir” Así lo describe Tucker Cocchiarella (24 años), Estados Unidos.

El proyecto lo inició él junto a su amigo brasilero Yuri Kuzniecow. Se conocieron trabajando en un surf-camp de Costa Rica, los dos estaban recorriendo Centro América hace rato pero se dieron cuenta que querían seguir viajando con un sentido distinto: Ayudar a generar un impacto social positivo en el mundo.

Con sus videos y fotografías buscan demostrar que el cambio puede comenzar por hacer algo simple en tu comunidad, regalar un abrazo o dar un pedazo de pan. Su objetivo es multiplicar estas acciones para mejorar el entorno.

Tales 4 Change desafia a un mundo donde las redes sociales tienen fama de conducir al ego e idolatrismo y propone, a través de ellas, crear soluciones creativas para problemas sociales alrededor del planeta.

Si tenés una historia que contar o querés ayudarlos a multiplicar el mensaje podés contactarlos:

Instagram @talesforchange
Fb: www.facebook/tales4change

Nota Por Martina Álvarez @martinaalvarezmar #KeepOnMoving #Crouch

 

5 cosas que no te podés perder si vas a Tailandia

“El país de las sonrisas” así llaman los viajeros a este paraíso del sudeste Asiático. En los últimos años, debido a los increíbles paisajes selváticos que tiene y su mar turquesa, el turismo en Tailandia creció y se encuentra cada vez está más preparado para recibir visitas.  Si lo elegiste como destino para tus próximas vacaciones no te vas a arrepentir. Hay opciones para todo tipo de viajero, quienes buscan la aventura y viajar con lo necesario o los que van a relajarse y quieren comodidad.

Como backpacker, pasé un mes en Tailandia y lo disfruté muchísimo. Ya estar ahí es un sueño. Cada playa que miraba parecía una postal y nunca me acostumbré a su grandeza. Las opciones por recorrer y las actividades para hacer son infinitas! Te propongo 5 experiencias para que disfrutes tu viaje al máximo: 

Conocer Koh Phi phi Islands: Lo que más me gusto fue ¨Maya Bay¨ la playa de la película “The beach” con Leonardo Di Caprio. Para conocerla hay que ir en barco. Te suelen vender un tour pero si estas en grupo conviene ir a la orilla y contratar tu propio capitán. Además de que el precio es mejor, es una forma de apoyar el desarrollo del turismo local. En el mismo tour, podés para a conocer “Mosquito Island” y “Bamboo” dos islas increíbles de aguas claras y arena blanca. En “Mosquito” puede hacerse snorkel. Hay peces de todos los tamaños y tipos para ver. Si te gusta bucear otro buen lugar para hacerlo es “Shark Point” se puede ir caminando desde el centro de Koh Phi Phi hasta la playa “Long beach”. Una vez allí, solo hay que nadar hasta el lugar.

Conocer Koh Phi phi IslandsFoto: Martina Álvarez

 

Bucear en Koh Tao: Esta isla al sur de Tailandia es el paraíso de cualquier buceador. No solo por tener una excelente visibilidad sino también por la gran cantidad y variedad de vida submarina. Puede verse tiburón ballena (el pez más grande que existe en el óceano) tortugas, pez payaso, barracudas, etc.

¿Con quién bucear? En la isla hay más de 50 centros de buceo, yo fui con SIAM porque me gustan los centros de buceo familiares y pequeños, lo recomiendo. Igualmente Tailandia bajo el agua es tan increíble que elijas la empresa que sea hay pocas posibilidades de que no quedes conforme con la inmersión.

Si nunca buceaste pero te gustaría hacerlo es un lugar perfecto para aprender ya que podés hacer tu curso por un un muy buen precio. Por lo general, los centros de buceo en Koh Tao, también incluyen alojamiento.

Fotos: Martina Álvarez

 

Ver elefantes en Chiang Mai: Es una ciudad muy visitada por ser tan histórica y cultural. Hay imponentes templos y palacios. Llaman la atención las mujeres de cuello largo que son muy amables y conversadoras. Si te cansas del turismo siempre esta la opción de alquilar una moto y escaparse del ruido para conocer la magia del lugar y perderse en sus montañas. Chian Mai es selvático, hay safaris en los que se pueden ver elefantes y hasta tigres bengala.

Foto: Sofía Villalonga

 

Visitar Pai: Es un pueblo tranquilo al norte de Tailandia, ideal para sentarse, relajarse y recuperar energías. Queda a unas horas de Chiang Mai. Para recorrerlo se puede alquilar una bicicleta o una moto. Hay cascadas muy lindas, campos de arroz y montañas. Los mercados nocturnos son un gran lugar para probar la variedad de los platos locales y hacer nuevos amigos ya que lo frecuentan mochileros y expatriados que van a buscar un lugar donde descansar.

Foto: Sofía Villalonga

Ir a la full Moon Party en Koh Phangan: Si te gusta la noche no podés perderte esta fiesta reconocida internacionalmente por todos los viajeros del mundo. Se celebra cada luna llena en la playa. Todos los meses se reunen en esta isla alrededor de 10.000 y 30.000 personas para pasarla bien.

Algunos tips para estar informado antes de ir:

-¡Preparate para brillar en la oscuridad! La gente se viste y pinta de colores flúor.
 -Reservá tu lugar con anticipación: Al ser una fiesta tan popular es importante asegurarse una estadía con tiempo para no quedarse afuera.
– Ubicación: Es recomendable que el alojamiento se encuentre cerca de la fiesta para ahorrarse el taxi a la noche desde allí.

Con variedad de aventuras y posibilidades, Tailandia es un lugar perfecto para quienes empiezan a viajar solos o en grupo. Es un destino fácil, cubierto de maravillas, popular pero sin dejar de ser exótico. Si recién estás empezando a viajar no me perdería la oportunidad de explorar la tierra de las sonrisas…

Foto: Martina Álvarez
Nota por Martina Álvarez @martinaalvarezmar #Crouch #KeepOnMoving #KOM #GoExplore

 

¿Por qué San Juan del sur es un lugar soñado?

Enteráte por qué este lugar en Nicaragua es uno de los destinos más elegidos por los backpackers de Centroamérica.

Nota Por Martina Álvarez @martinaalvarezmar 
#Crouch #KOM #GoExplore

 

Cuando llegué a San Juan del Sur me gustó todo. El pueblo, el clima, la vibra y el viento de mar. Es un pueblo chico pero movido, donde todos se conocen y la mayoría de la gente va a surfear. Fui por tierra desde Costa Rica hasta Nicaragua en un “chicken bus”, un colectivo en el que vas bastante apretado pero a nadie parece preocuparle. A pesar del calor, la gente canta, conversa y sonríe. El techo está siempre cubierto por tablas de surf.

En el pueblo están los hostels y posadas. Hay una playa con un puerto donde todas las tardes el sol se esconde entre sierras y mar mientras la gente se sienta a contemplarlo. Sin embargo, la magia de San Juan del sur está un poco más afuera, en las playas que se encuentran a su alrededor.

Playa para todos: A algunos les gusta ir a la playa para desconectar y relajarse, a otros a estar con amigos o hacer deporte. Lo bueno de San Juan del Sur es que cada playa es distinta y hay opciones para todos. Para llegar hay shuttles desde el pueblo con horarios fijos, también se puede alquilar una moto o auto. El viaje sale entre 5 y 15 usd dependiendo de la cercanía de la playa elegida.

Naturaleza salvaje: Lo que más me gustó de Nicaragua son los animales sueltos que te sorprenden todo el tiempo. Ví caballos galopar en manada al lado del mar, sin nadie que los domine, fue una sensación de libertad absoluta. Más de una vez, salí del mar y había vacas muy tranquilas en la orilla disfrutando del día de playa igual que todos los que estábamos ahí. Además, el camino de vuelta al pueblo siempre es muy selvático y no falta ocasión para encontrar algún mono entre las palmeras.

Hay olas todos los días: Es pacífico, las olas son largas y fuertes. Cada día que estuve se pudo surfear, y según dijeron los locales, en San Juan del Sur hay olas siempre. Es un destino elegido por todos los niveles de surfistas, desde los que llevan años surfeando hasta los que nunca tocaron una tabla.

Algunas recomendaciones sobre dónde surfear:

Principiantes: Lo mejor es ir a Playa Remanzo, un lugar tranquilo y con menor frecuencia de olas.

Intermedio & Avanzado: Playa Maderas, la corriente es mayor y las olas son más grandes. Cuando está chico en Playa Remanzo, Maderas es un lugar surfeable también para el que está aprendiendo.

Muy avanzados: Playa Yankee, por lo general ahí las olas son más grandes que en las otras playas.

Música por todos lados: Siempre hay alguna banda entretenida para escuchar, una vuelta estaba en el chicken bus y se subió un músico local. Cantaba alegre mientras sonreía y sus dientes blancos contrastaba con la piel mulata. La gente le sugería una temática y el improvisaba una canción. Acompañaba su voz con un tambor y el público aplaudía entretenido. Luego recibía una propina.

Ritmo y baile: Se arma fiesta todos los días y todos son buenos bailarines. Si estas pensando en salir y no querés quedarte afuera de la pista hay que mover el esqueleto porque los nicaragüenses con sus movimientos capturan la atención de todos los turistas.

Sunday Funday: Los domingos se revoluciona el pueblo por la que para muchos es considerada la mejor fiesta de Centroamérica. Sunday Funday es una maratón de pool parties en los principales hostels. Comienza a las 11.30 am y termina a las 4.00 am en la playa.

Accesible: Además de ser lindo es un lugar accesible para los mochileros debido a que los precios no son caros comparado a otros lugares de Centroamérica. Por ejemplo, se puede comer por 6 o 7 usd y quedarse en un hostel por 12.

Sonrisas: Los “nicas”, como ellos se autodenominan, son muy amables. Sonríen todo el tiempo y son generosos con su tierra y los turistas. Te hacen sentir cómodo. En San Juan del Sur me quedé un mes, pero me hubiese encantado quedarme un poco más. Sin duda, es uno de los lugares a los que quiero volver!

 
❤Palabras para agregar a tu diccionario local viajero:
Jugo de kalala: Jugo de Maracuyá,
Tuna: Viene del inglés too nice, lo usan cuando algo es increíble, muy positivo.
Diacachimba: Cuando algo es Diacachimba para los Nicaraguenses es algo genial y salvaje a la vez. Ej: “Eres una chica muy diacachimba” Una chica aventurera y divertida.

 

 

7 lugares para visitar en Maui

Si te gusta la naturaleza y la vida marina Maui es el lugar indicado para pasar tus vacaciones. Cada rincón de esta isla hawaiana esconde su magia y puede ser una posible aventura por vivir. Estas son solo algunas de las cosas que no te podés perder para tener un viaje perfecto:

Volcán Haleakala: Mirar el atardecer sobre las nubes desde un cráter a 3000 metros de altura es algo que no se ve todos los días! Haleakala (en español quiere decir casa del sol) es un volcán que ocupa el 75% de Maui. La subida en auto es empinada por que las curvas son cerradas pero vale la pena porque el atardecer desde la cima es único. Recomiendo ir con tiempo para disfrutar el camino y llevarse abrigo. También se puede ir de noche, el cielo hawaiano esta inundado de estrellas y las apreciás de cerca. Allí también esté el observatorio de la NASA utilizado por la Universidad Hawaiana de Astronomía.

Volcán Haleakala

Bosques Honolua:  Los bosques de Honolua están formados por árboles gigantes y antiguos con raices inmensas que parecen sacadas de un cuento. Cada lugar es perfecto para tomar una foto. El bosque es una reserva natural tropical, ideal para hacer una caminata. Según dice la gente del lugar, la película de Avatar fue inspirada en este sitio. Además, si te divierte escuchar los mitos locales hay muchas leyendas hawaiianas sobre los espíritus que habitan en Honolua. Es algo mágico.BOSQUES HONOLUA

Snorkeling Honolua Bay: Como si el bosque no fuese suficiente, al lado de él se encuentra uno de los mejores lugares para hacer snorkeling en Maui. La playa es rocosa, pero el agua es turquesa y sus corales son increíbles. Con solo una máscara y unas patas de rana pude ver anguílas enormes, más de tres tortugas marinas y peces de todos los colores y tipos. Además, cuando hay olas, se puede surfear en Honolua.

SNORKELING HONOLUA BAY

Ver tortugas en Ho’kipa Beach: Esta playa se convirtió en mi favorita por la cantidad de tortugas marinas que van a descansar. Se puede nadar con ellas, no son tímidas, asoman su cabeza en alguna ola cuando estás surfeando. No hay que tocarlas para no dañarlas.

Ho´kipa, es una playa tranquila, perfecta para hacer un picnic y relajarse. Van muchas familias locales. Es muy lindo ver a las mamás hawaiianas subir a los hijos en su longboard y surfear olas con ellos.

Breakwall Beach: Lo que más me gusta de esta playa es lo linda que es visualmente. Las montañas azules se complementan con el color del mar y el cielo. El agua es clarita y tranquila y durante el invierno las olas son chicas por lo general, ideal para longbordaear o hacer standup paddle. Cerca de Breakwall hay muchos restaurantes y bares donde se puede ir a comer.

Breakwall Beach - Keep On Moving

Bucear en Molokini Island: Molokini es una isla crater que queda a 20 minutos en barco desde Kihei. El buceo que hice fue el mejor de mi vida, buceas la pared del crater y te encontrás con un coral increíble. Baje a 30 metros y las aguas seguían siendo transparentes. Había cientos de peces de todos los colores y tamaños.

Twin Falls:  Lo lindo de estas cataratas es que podés pasar debajo de ellas y también nadar donde desembocan. Para llegar a ellas hay que caminar unos 15 minutos, todo el sendero está  rodeado de flores y plantas. Son dos cataratas iguales una al lado de las otra. Pasando las twin falls, se encuentra otra catarata menos donde la paz del lugar es mayor.

Twin Falls - Hawaii, Maui

La isla de Maui es chica pero las distancias son grandes. Es recomendable alquilar un auto para recorrerla. Una web muy útil para hacerlo es www.craiglist.org allí también se pueden comprar tablas de surf, vender objetos personales, promocionar un evento,etc.

Manejando por la isla Hawaiana más de una vez me pasó de tener que frenar porque descubría alguna playa nueva o un rincón desde donde mirar el mar. La magia de Maui está su naturaleza, nunca para de sorprenderte. ¡Estuve más de dos meses y no me alcanzó para terminar de conocer sus secretos!

Nota por Martina Álvarez @martinaalvarezmar #KOM #Crouch #GoExplore #KeepOnMoving / Fotos por:  Estefanía Conen @teficonen y Martina Álvarez

 

Viajar a Indonesia, el paraíso de los viajeros

Aguas turquesas, playas de arena blanca, las mejores olas, volcanes, selva y fiesta son solo algunas de las palabras que describen este lugar soñado. Indonesia es el sueño de todos los viajeros, especialmente de los surfistas.

Cuando llegué, descubrí una cultura totalmente distinta, me encontré con un montón de ojos asiáticos, pieles morenas y sonrisas. La gente es muy sociable, te hablan todo el tiempo haciéndote sentir cómoda en el lugar. Hasta ahora la vibra de este país no la encontré en ningún otro lugar del Sudéste Asiático.

 

Kuta fue el primer lugar al que llegué y el destino más cercano cuando aterrizas en Bali. Allí están los local markets, los bares y la fiesta. Es muy turístico pero vale la pena quedarse 1 o 2 días y conocerlo. Más allá de ser un lugar poblado se puede ver el atardecer desde la playa y es un buen lugar para tomar clases de surf si querés aprender.

El segundo destino fueron Las Gili islands, me gustaron tanto que terminé quedándome más días de lo planeado. Son tres islas rodeadas del mar más claro que jamás ví. Si viajás en “ modo mochilero”, la clave para recorrerlas es tomarse el transporte público, es mucho más barato que tomar un barco privado y cumple la misma función. Cada isla tiene algo distinto y especial:

Gili Trawagán: Es la más larga y visitada por los backpackers. Las playas son soñadas, se puede hacer snorkel y bucear. El mar es transparente y si tenés suerte podés llegar a ver tortugas. Es también conocida como la isla de la fiesta por la cantidad de bares que hay donde se puede disfrutar de una Bintang, la cerveza local más popular.

Gili Air: Isla donde vive la mayoría de la comunidad local. Hay eco-hostels y es un buen lugar para acampar y conectar con la naturaleza. Hay menos gente que en Gili Trawagan y la magia de esta isla está en lo rústica que es.

Gili Meno: Los viajeros la llaman la isla de la “honey moon”, ideal para ir en pareja. No era mi caso pero no pensaba perdérmela y fui igual. Los paisajes son soñados, cada lugar donde mirás parece una postal. Es la isla más relajada, se puede disfrutar de la tranquilidad del mar, nadar y estar al sol.

Después de disfrutar una semana en las Gili, llegaba al último tramo de mi viaje en el que llevaba 2 meses mochileando y necesitaba descansar. Bingin pareció la mejor opción para este objetivo y no me equivoqué.

Es un gran paraíso escondido que queda en la península de Bukit. Es de difícil acceso, rodeada de naturaleza y acantilados con agua cristalina. Hay que bajar unas cuantas escaleras para llegar y la playa es pequeña.

En el camino podés encontrar lugares para alojarte y restaurantes locales. Es el único lugar que conozco donde los hostels más baratos son los que dan al mar, supongo que debe ser porque son los primeros en verse afectados si sube la marea, pero yo disfruté de que la playa sea mi jardín a salvo.

La gente que va a Bingin también está en modo descanso, va por el surf ya que hay increíbles olas, o para desconectarse del mundo. Un par de amigos que hice en el hostel estaban haciendo un libro. Todas las mañanas se levantaban y mientras uno escribía el otro pintaba los dibujos de la historia. Esa vibra de relajación es la que empapa la atmósfera de la playa.

Para moverse por la península lo ideal es alquilar una moto. Si Bingin es soñado, las playas vecinas no se quedan atrás y vale la pena conocerlas, la mayoría están a 15/20 minutos en moto. Algunas de ellas son Padang Padang, la playa donde se filmó la película “Comer Rezar y amar” y Uluwatu, lugar donde se encuentra el conocido bar “Single Fin”. Este último es un surf bar sobre el mar que hace de punto de encuentro todos los domingos, donde pasan música desde la tarde hasta la noche.

 

¿Otras actividades para hacer?
Yo fui tres semanas, y a mí me gusta viajar lento para conocer cada lugar, pero si hubiese tenido un poco más de tiempo hubiera hecho estas dos cosas:

  • Conocer los campos de arroz en Ubud: Dicen que la mejor manera de hacer esto es ir con el tour de bicicletas. Según me explicaron te llevan a conocer los valles, pueblos, templos y arrozales, además incluye un recorrido por hogares locales e ir en balsa a través del río Ayung.
  • Subir al Mount Rinjani: Es el segundo volcán activo más alto de Indonesia, mide 3,726 metros y se encuentra en la isla de Lombok, cerca de Bali. Es un trek de 2 días y una noche . Para los amantes de las plantas hay carteles durante el camino que te van indicando las especies que vas viendo. Una vez que llegas desde arriba puede verse un gran lago al lado del volcán.

Cuánto nos gusta un lugar depende mucho de las experiencias personales que vamos teniendo a lo largo del camino: a quiénes conocimos, qué nos pasó, como estuvo el clima, etc. Cada vivencia es distinta. Hasta el momento no conocí a ni un solo viajero que no le haya encantado este paraíso. Indonesia es el sueño de todos los viajeros que nos gusta el mar y la aventura y un lugar al que todos esperamos volver.

 

Nota y fotos Por Martina Álvarez @martinaalvarezmar #Crouch #KOM #GOExplore

 

Bocas del Toro, vivir en una isla del caribe

 

Llegar a Bocas del Toro ya es una aventura en el mar! Hay que tomarse una lancha de 25 minutos y alejarse de tierra firme para encontrar una porción de tierra con amigables casitas de colores, una al lado de la otra, en medio del océano. Cuando uno llega a este archipiélago al principio se pierde un poco.  La lancha o “taxi boat” como los llaman, te deja en el pueblo de Isla Colón. Un pequeño lugar con vibras caribeñas y alegría que no deja de tener su encanto.

La gente se mueve en skate o bicicleta, la mayoría descalzos con tabla de surf en mano y una sonrisa enorme de oreja a oreja. Es un lugar familiar, ellos son pocos y si es tu primera vez en la isla, probablemente ya notaron que hay alguien nuevo y te den la bienvenida. Sin embargo, la magia de Bocas del Toro está un poco más allá del “town” como dicen los Panameños. Solo hace falta recorrer unos kilómetros para encontrarse con una tremenda selva, un playita escondida o una isla vecina en algún lugar deshabitado.

Mi consejo, después de haber vivido 2 años ahí, es no te conformes. Por más que te guste el lugar que conociste, en Bocas hay que moverse porque en la isla cada cosa es mejor que la otra. Cuando pensaste que ya nada te podía sorprender hay algo nuevo a la vuelta, esperándote.

Para ayudarte te dejo por escrito algunos de las cosas que podés hacer:

Paseo en bicicleta por Isla Colón: Una gran opción es alquilar bicicletas que cuestan entre ( 8 usd y 10) y recorrer la costa de Isla Colón. El camino más lindo es ir hasta playa bluff bordeando el mar. Puede durar entre 45 minutos y 1 hora dependiendo de tu estado físico.

Restaurantes para comer en el recorrido:

  • Schoolis
  • Paki Point
  • Playa Bluff Lodge.

El bar de Bluff es el último en el camino pero vale la pena llegar. Ahí podés mirar a la gente surfear mientras te sentás en una hamaca paraguaya tomando agua de coco o comiendo una buena pizza.

  • Importante las corrientes de Bluff son fuertes, es una playa para meterse pero no para ir a nadar si no tenés mucha experiencia! 
                                                        Playa Bluff, Fotos Martina Álvarez

 

Scuba Diving:  Si la isla ya es increíble en la superficie no te imaginas como se ve abajo del mar. Bocas del Toro cuenta con dos barcos hundidos, un ferry y un trimarán en el que aveces (cuando tenés suerte) podés encontrar un tiburón nodriza durmiendo debajo. Además, hay distintas formaciones de corales, peces, gusanos de fuego, pepinos de mar, caballitos, rayas y hasta manta rayas. La visibilidad por lo general ronda los 10 metros y lo que es mejor, el agua no es fría, por lo general se encuentra a una temperatura de 29 o 30.

Para hacerlo recomiendo ir con Diving Pirates, lugar donde trabajé dos años es un centro de buceo familiar, simple y amigable. Rústico como la isla en general, muy servicial y con gran corazón.

Fotografía: Martina Álvarez   Fotografía: Martina Álvarez

 

Surf:  En bocas hay olas para surfistas y no surfistas. Solo hay que saber ir a la playa indicada:

Fotografía: Joaquín Parada                              

 

Si estás aprendiendo:

  • Black rock: Queda en isla Carenero es ideal porque el barco te deja en la ola. Antes de entrar es recomendable entender los canales para remar y volver a las olas.
  • La cabaña: Isla Colón , acá podés hacer pie mientras practicás. A mi me gusta más Black Rock pero es según como se sienta más cómodo cada uno.

Si querés tomar clases podés ir con Escuela del mar o Mono Loco surf.

Intermedio/ Avanzado

La punta:  Es una izquierda que queda en Isla Carenero. Hay coral abajo del point y está cerca, solo hay que entenderlo.

Bluff: Queda en Isla Colón.  Avanzado

Paunch: Se encuentra en Isla Colón y es Intermedio/Avanzado dependiendo del tamaño de las olas.

Sylverback: Queda en Isla Bastimentos. Este es spot es para un alto nivel de surf. queda en Según comentan en la isla, Kelly Slater fue hasta ahí, miro la ola y no se animó a surfearla.

Playa Estrella: Queda en Isla Colón. Cuando la visites tenés que llevar una máscara  y snorkel para disfrutar de las estrellas de mar.

La forma más económica de llegar es tomarse el colectivo local que sale desde la plaza y cuesta 2,5 usd. Es recomendable ir un día de semana así la playa está más deshabitada.

                                                Fotografía: Martina Álvarez

 

Aclaración:  Es importante mantener las estrellas dentro del agua así no mueren!

Isla carenero: Es la isla vecina de Colón, queda a 5 minutos en bote y es muy linda. Tiene playas perfectas para nadar. La más linda es la que está al lado de “Bibi´s on the beach“, el restaurante donde se puede comer muy bien y por lo general hay un músico tocando reggae mientras disfrutas de la increíble vista del mar.

                                         Fotografía: Martina Álvarez

 

Excursión Cayo Zapatilla: Esta aventura es uno de los tours más recomendables en la isla. Consiste en ir a bahía de los delfines y verlos saltar (Son demasiado lindos)  Hacer snorkel en Cayo Coral, ir a Isla Zapatilla, una reserva ecológica deshabitada e increíble y terminar viendo los osos perezosos en el camino de vuelta. Cuesta entre 30 y 35 usd y vale la pena.

                                      Fotografía: Martina Álvarez

 

Snorkel en Hospital Point:  Se encuentra en la punta de Isla Solarte. Es uno de los mejores arrecifes de la isla, es una definida pared de coral para bucear. Se pueden encontrar langostas, anguilas, y peces de todo tipo.

                                  Fotografía: Martina Álvarez

 

Blue Coconut: Para quienes buscan pasar unas vacaciones relajadas, tomar cerveza o tirarse al sol, Blue Coconut es una opción ideal. Es un bar en el medio del océano de Isla Solarte. Ofrecen buenos tragos y la posibilidad de ir a nadar y volver por ellos. No te lo pierdas!

Fotografía: Facebook/bluecoconutbocas

 

Filfthy Friday: Consiste en un “Island Hope” Puede llegar a ser la fiesta más loca que vayas en tu vida… Comienza a las 12 del mediodía en isla Colón para salir en lancha recorriendo cada una de las islas y frenando en distintos bares. La gente se la pasa bailando y tomando.Cuando digo bailar, es importante entender que en el caribe SI SE BAILA. No es una opción quedarse con la cerveza en la mano moviendo la cabeza.

Yo jamás pude hacerla entera porque es demasiada fiesta, las veces que participé fui al último bar. Este se llama Aqua Lounge, hay un trampolín, slackline y se juegan desafios y carreras mientras la música suena a todo lo que da. La fiesta termina a las 7.30 y los que aun así continúan con energías pueden hacer el after en Selinas hostel.

Las entradas del Filthy pueden sacarse online antes de llegar a la isla en www.filthyfridaybocas.com

Fotografía: Fb/FilthyfridayBocas

 

Book Store Night: Si te gusta la buena música y escuchar bandar en vivo bookstore es el lugar perfecto. Se realiza en el bar “El pub” de Isla Colón y van los mejores artistas de la isla a deleitarnos con su gracia.

Cuando me propuse escribir una nota sobre Bocas, después de tantas veces que me pidieron recomiendaciones, tarde en escribirla porque sentí que nunca iba a poder explicar lo que significa Bocas del Toro para mi. Algunos le llaman “El país de nunca jamás” porque todos viven sin preocupaciones como niños, otros “Sweet Love Bocas” por el amor que le tienen y lo amable que es la gente.

La isla tiene paisajes, vegetación y naturaleza única, pero su magia se encuentra en la grandeza con que la gente vive con poco. En Bocas, los locales disfrutan de lo simple y el estilo de vida rústico, saben que su mayor bendición es la “Pacha mama” que los rodea y están agradecidos por eso. ¿Último consejo? No te lleves mucho en tu valija porque en Bocas se vive con poco y feliz.

 

Nota por Martina Álvarez – @martinaalvarezmar #Crouch #KeepOnMoving #GoExplore

 

Yago Boedo: “una actitud frente a la vida”

Hacer lo que nos gusta todos los días es el sueño que muchos tenemos y Yago Boedo lo logró. Es Surfista, fotógrafo, publicista y hace tablas de surf. Vive en el paraíso soñado de Galicia con sus dos hijas donde, entre ola y ola, disfruta de la libertad del océano.

Enterate cómo lo logró…

 


Nota por: Martina Álvarez @martinaalvarezmar

 

¿A qué te dedicas?
Aparte de Padre, amigo y surfer, soy Director Creativo y de Arte en Imaxe, una de las mejores agencias de publicidad de Galicia. Además hemos creado una pequeña empresa, Lion&West, en la que construimos tablas de surf con “alma”; basadas en la esencia old school, en la que colaboran los mejores shappers y free surfers. Un proyecto que me ayuda a expresar mi forma de entender el surf, el diseño y el medio ambiente…

¿Siempre te dedicaste a eso?
Creo que desde niño tuve interés por cualquier disciplina artística que me ayudara a expresarme y aunque estudié arquitectura, me pareció un arte muy rígido y encorsetado, por lo que acabé arrastrado hacia la “indisciplina”; que aporta la publicidad.

 

El primer pensamiento que se me vino a la mente cuando mire tus fotos, además de querer conocer Galicia, fue ¿Cómo lograste unir todo lo que más amas? (Arte trabajo familia y surf)
Nunca me lo he planteado como un logro. Es una suma de errores y aciertos en el camino que vas escogiendo en la vida. Por lo que me siento realmente afortunado es por ser el padre de mis hijas. Es un tópico que dicen todos los padres pero es verdad. Me empujan con su energía y el resto es una suma de pasiones: Pasión por mi trabajo, por mis amigos, por la familia, por el surf, por aprender, etc.

¿Pensaste alguna vez que ibas a poder lograrlo?
No conscientemente. No era algo que tuviera como meta. Creo que soy el resultado de una “actitud”. La felicidad depende de la actitud que tengas ante la vida. Hay un chiste que me define bastante bien: Dos hombres se encuentran en la calle, uno le dice al otro:

– ¿Usted como se conserva tan joven?

– Pues mire, no discutiendo con nadie

– Pero hombre, por eso no será

– Pues no será por eso.

No quiero decir que “me resbale todo”, al contrario. Pero no dejo que me afecte cualquier cosa. Tengo claras las prioridades y actúo en consecuencia.

¿Si tus fotos tuvieran un mensaje cuál sería?
En casi todas mi fotos aparece el océano. El mar es libertad y energía. Esa sensación de infinito inabarcable que un día te mima y al día siguiente te zarandea sin piedad. Me provoca un enorme respeto y admiración.

¿Quiénes te inspiraron para desarrollar tu arte?
Muchos míticos, pero sin duda el que más ha influido ha sido Woody Gooch. Su sentido estético del surf rompió mis esquemas de la “fotografía de surf”. Morgan Massen también es otro fotógrafo al que admiro..

¿Qué es lo que te atrae de fotografiar el surf y la naturaleza?
Realmente lo que más me gusta es surfear, y al salir del agua, hacer unas fotos. Pero si llego a la playa y hay buenas olas me cambio a toda velocidad y en cinco minutos estoy surfeando… ¡No tengo tiempo de hacer fotos! En verano, o cuando viajo, estoy más tiempo en la playa y tengo mucho más tiempo para “recrearme” en encuadres, amaneceres, etc… Mis fotos muestran pequeñas pinceladas de mi vida. No suelo decir “hoy voy a ir a tal sitio a hacer fotos”. Cuando voy a algún lugar, si coincide y tengo tiempo, hago fotos. Me permite unir en un mismo espacio todo lo que me gusta: Surf, fotografía, naturaleza, familia…

¿Porqué elegiste Galicia?
Hay mil paraísos en otros lugares pero creo que donde vivo tiene el equilibrio perfecto para mi. Viajo todo lo que puedo pero nunca soy capaz de pasar mucho tiempo fuera de Galicia. Es donde está mi familia, mis amigos, buenas olas, clima templado.

¿En qué crees que puede llegar a influenciar en la vida de tus hijas vivir en un lugar así? Las nuevas generaciones entienden la importancia que tiene cuidar el medio ambiente, y el mar en particular. Nosotros lo hemos ido asimilando poco a poco pero ellos no conciben dejar algo abandonado en la playa cuando vamos a pasar el día. Galicia es una regíon próspera dentro de un continente del primer mundo como es Europa, y me gustaría que entiendan el privilegio que conlleva el haber nacido aquí y las oportunidades que se les van a presentar.

¿Qué es lo que más disfrutas del día?
Llevar a mis hijas al colegio, ir a surfear con los amigos y acabar el día cenando con mi chica, mi familia y mis amigos.

¿Qué le dirías a alguien que quiere dedicarse a lo mismo pero no se anima a dejar la ciudad?
Yo vivo en una ciudad pequeña y tengo la suerte de tener playa con olas en en el centro de la ciudad, y muchas otras olas a sólo 5 minutos. Si te sientes conectado con el mar y no vives cerca de él, es posible que no te sientas pleno. Desde luego hay otras prioridades en la vida pero si tu meta es sentir todo el poder del mar cada día, deberías de enfocarte en conseguirlo.

SEGUILO: Si querés teletransportarte a las playas de Galicia podés mirar sus fotos en la cuenta @lolapai. Buen Viaje!

 #KOM #KeepOnMoving #Crouch #travel #TravelWaves

 

Recorrer el mundo a través del arte sustentable

The Soul Fire Project es una comunidad móvil de arte sustentable que viaja en autobus escolar con un mensaje auto – sostenible ¡No te lo pierdas!


Un colectivo escolar con un look psicodelico llegó a las calles de Bocas del Toro. Las bicis (porque allá no hay muchos autos) se detenían a mirar con asombro. Parecía sacado de los 60´, pintado de muchos colores y dibujos de la naturaleza.

Como en todo pueblo chico, los rumores corrieron rápido ¨Volvieron los músicos¨ comentaba la gente y saludaban alegres. Tenía un árbol gigante dibujado en uno de sus lados, acompañado de hojas selváticas que rodeaban las ventanas. Una sonrisa blanca ocupaba la parte trasera del vehículo, junto con la palabra ¨Gracias¨ y más abajo también decía: ¨ Me muevo con aceite vegetal reciclado¨.

Los pasajeros que estaban en él eran alrededor de 10. Venían de todas partes del mundo y a la vez no pertenecían a ninguna. Algunos de ellos eran de Inglaterra, Guatemala, Francia, Italia, Suiza, etc. Al igual que los miembros de la banda, su estilo musical era variado e influenciado por las distintas culturas que venían recorriendo, tocaban desde rock, ska hasta cumbia.

Me enteré que viajaban hace ya 8 años. En el 2008 el cantante de la banda, Cooper Morgan, junto con su amigo Przemyslaw Kowalczyk, compraron a “Dobie”, un autobús escolar Crown SuperCoach de 1979. Con la ayuda de mucha gente lo remodelaron con materiales reutilizados y sustentables. Construyeron una cocina, un portaequipajes, una estufa a leña y luego de mucha prueba y error lograron que el motor funcione con aceite vegetal reciclado.

Salieron desde Oregón, Estados Unidos y comenzaron a bajar por Centro América. Hoy ya han viajado más de 20,000 millas con aceite vegetal. Más de 100 artistas, músicos, constructores, ingenieros y cineastas de todo el mundo han compartido varias partes de este viaje por EEUU, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y ahora Colombia.

En este recorrido ¨Dobie¨, fue y es la casa de The SoulFire Project, así llaman a su causa esta comunidad artística, móvil y sustentable con la que buscan utilizar principalmente la música y el cine como “una herramienta de liberación personal y social”.

A través de la música y sus videos colaboran alrededor del mundo promoviendo valores como el empoderamiento femenino, el uso de la energía solar, proyectos de permacultura, bioconstrucción, etc. Su manera de viajar es intentando ser lo más autónomos posibles. Esto lo hacen:
● Bañándose y bebiendo agua de lluvia
● Utilizando energía solar
● Separando su basura: La gran mayoría pasa a ser materiales de construcción para el colectivo y la otra la utilizan como compost para devolverle los nutrientes a la tierra.
● Usando una lavadora de ropas construida con una bicicleta. Gracias al ingenio de uno de sus amigos para lavar la ropa solo necesitan hacer ejercicio en lugar de pagar una lavandería o gastar electricidad

¨El Proyecto SoulFire tiene dos objetivos. Primero, vivir de manera sostenible, tanto dentro de nuestra comunidad móvil, como con la naturaleza y las personas que conocemos. En segundo lugar, utilizar técnicas de arte y sustentabilidad para potenciarnos mutuamente; promoviendo este movimiento hacia la liberación y la autonomía.¨ Explica Cooper, creador y cantante de la banda.

The Soulfire Project, va más allá de ser una banda multicultural que quiso salir a tocar y explorar, sino que con su música y sus videos, busca llevar un mensaje al mundo y compartirlo para potenciarlo.

❤ Podés seguir su música y aventuras en:
Instagram: @soulfire_proyect   
Facebook.com/soulfireproject
Web: soulfireproject.wixsite.com/soulfireproject 

 

Nota por: Martina Álvarez @martinaalvarezmar #KOM #Crouch #Travel #GoExplore

Si tu casa es un barco… el jardín es el océano

A Luna la conocí en una isla de Panamá, Bocas del toro. Lugar donde las dos vivíamos. Es Argentina, tiene una sonrisa gigante. Siempre fue muy soñadora, alegre y optimista. Algo mágica. Fue una de las primeras personas que me llevaron a surfear y compartimos mucho tiempo aprendiendo en el agua juntas. A las dos nos gustaba el mar y su libertad. Pero ella siempre lo disfrutó desde otro lado: la superficie.

Le gustaba navegar. Cuando nos conocimos estaba ayudando a un amigo a construir un barco. En nuestros encuentros ella me hablo de Erick: Un californiano que había conocido en el mismo lugar, meses atrás. Él vivía en The beloved Stranger: un velero de 37 pies.

Llegó a la isla navegando desde California junto con 7 amigos y dos gatos. Había zarpado en San francisco para dirigirse hacia la costa del pacífico. Recorrió Centro América y cruzó el canal de Panamá hasta llegar a Bocas. Se cruzaron en la noche de año nuevo. Erick fue al restaurante donde ella trabajaba, Luna le llevó el postre y desde ahí empezaron a pasar tiempo juntos.

Ella aprendió a navegar con él y anduvieron de isla en isla, con el velero, recorriendo el Archipiélago Bocatoreño. Al principio le dio miedo, porque había mucho viento y el velero se inclinaba, pero cuando lo logró la sensación fue
tan linda que ¨Valió la pena pasarla para disfrutarlo¨.

Después de tres meses de pasear en velero por el mar Caribe de Panamá, ella, con sus 20 años, tuvo que volver a Buenos Aires para empezar a estudiar. Y él siguió con su viaje por alta mar hacia Providencia, las islas Colombianas. Se separaron durante un año, sin embargo nunca perdieron el contacto.

En Argentina, Luna se dio cuenta que la carrera no le gustaba y regresó a Panamá a buscar algo que la hiciera más feliz. Durante el tiempo que estuvieron alejados hablaron una vez por mes hasta que un día decidieron reencontrarse. Él no tenía dinero para visitarla, entonces ella aplicó a la visa de Estados Unidos pero se la negaron.

No se dieron por vencidos y el punto de encuentro pasó a ser Tijuana, la frontera entre California y México. El plan era postularse para la visa por segunda vez y vivir en el auto hasta que les dieran el turno en la embajada. Con la visa podrían irse a California donde vivirían en el velero y Erick podría trabajar.

Cuando se reencontraron, fue como si se hubieran visto ayer. Los sentimientos estaban intactos. Él la paso a buscar con el auto bien preparado: Había una caja repleta de panes, semillas y frutas, una cocina para camping, un colchón inflable, un skate y una tabla de surf.

Sea Rover

Estacionaron el auto en la playa y esperaron durante 18 días hasta que finalmente los citaron y les dieron la visa. Su felicidad era enorme, cruzaron en auto la frontera y llegaron a California. El velero se convirtio en su nueva casa y Luna conoció a la familia de Erick. Dos meses más tarde se casaron en ASHBY SHOAL, una porción de tierra que aparece una vez al año cuando la marea baja, en la bahía de San Francisco. Es conocida como una atracción para los amantes de la náutica. Los invitados fueron en barco hasta el casamiento, hubo quienes llegaronhaciendo kayac y windsurf. Hoy Luna tiene 23 años y viven juntos en el “Sea Rover”, un velero de madera, de 31 pies anclado en la Bahía de San Francisco.

sea rover - keeponmoving

Durante la semana le dedican unas 7 hs por día de trabajo al barco y los fines de semana salen al mar. “Todo lo que le das al velero lo recibís cuando vas a navegar”, dice ella. Sueñan con seguir navegando por el mundo y para su próximo viaje planean aventurarse hacia al sur, llegar hasta Baja california México, pasar por el mar de Cortez y cruzar el pacífico para terminar Hawaii: “Queremos ser más independientes de la tierra. Superar todos los miedos y estar a salvo viajando y viviendo en el velero”.

Podés seguir sus historias en:  www.sailingsearover.wordpress.com – Insta @sv.searover – Fb/svsearover